Porque tus clientes merecen una web a la altura de tu negocio
Sin gasto de mantenimiento ¡Descubre porqué!

Por Rodrigo Álvarez Virgós

¿Debería una PYME pagar por una página web habiendo redes sociales? Es una pregunta que hacía Juan García de Adama Web en el Foro Internet Meeting Point celebrado en Oviedo, y que me hizo recordar la siguiente anécdota:

En una ocasión, una persona nos pidió presupuesto para desarrollar la web de su restaurante. Curiosamente, quería una web estática, es decir, que sólo contenga información invariable: ni un CMS para modificar la información de la web (el menú del día, la carta, etc), ni un blog para contar las noticias y novedades, ni un gestor para publicar los eventos organizados en el restaurante, ni un libro de visitas donde los visitantes puedan leer las opiniones de quienes pasaron previamente por el local, ni un foro para los clientes más fieles y habituales... Es que todo eso lo haré con Facebook

Si Facebook nos permite publicar cualquier tipo de  información (texto, fotos, vídeos, etc) en nuestro muro; entonces ¿para qué necesitamos un sitio web?

El contenido de Facebook, es propiedad de Facebook

Bueno, no exactamente. Cito textualmente un fragmento de los términos legales que enlazan las condiciones que aceptaste al crear tu página de Facebook.

Nos concedes una licencia no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, libre de derechos de autor, aplicable globalmente, para utilizar cualquier contenido que publiques en Facebook o en conexión con Facebook.

Por tanto, pueden hacer con tu contenido lo que les salga de las narices, porque les has dado el permiso para hacerlo. Y esto no ocurre con tu propio sitio web.

Facebook no segmenta la información

Facebook no divide la información en distintos apartados, sino que toda la info aparece secuencialmente en nuestra línea de tiempo y se va desvaneciendo con el tiempo.

Con un libro de visitas en la web del restaurante, las reseñas acerca del local estarían todas juntas en la sección correspondiente. Con Facebook, si alguien quiere ver las opiniones de otros clientes, se tendría que tragar a piñón, una por una, todas las entradas del timeline del restaurante desde la creación de la página. Va a ser que no...

Facebook y posicionamiento en buscadores

Aunque difícil, es posible posicionar una web estática en Google y demás buscadores. También es posible posicionar una página de Facebook. Sin embargo, siguiendo este planteamiento estamos diluyendo nuestros objetivos en SEO.

Sabemos lo bien que posiciona el contenido fresco, el linkbuilding interno, que la información cambie a menudo, la optimización de metadatos, etc No podemos trabajar esos términos en Facebook, el único sitio donde podremos tener un buen posicionamiento es... en el propio Facebook

¿Y si mañana cierra Facebook?

Hoy por hoy es poco probable, pero no imposible a medio plazo. Incluso si no desaparece, siempre puede aparecer la red social X que envíe a Facebook al inframundo (que se lo digan a MySpace), torres más altas han caído...

Si esto ocurre, prueba a reclamar todo tu timeline... Y aunque pudieses exportar toda la información de tu Facebook, ¿volverías a cometer el error de llevártelo a otra red social?

Hay herramientas online como Google Maps, Blogger, Wikipedia... que son gratuitas y geniales, pero en general es un error depender tu estrategia online de un servicio que mañana puede irse al carajo.

Conclusión

Entonces, ¿es mejor tener una web que cuentas en las redes sociales?

 ¿Por qué no las dos cosas? Está claro que tener nuestro propio sitio web es fundamental, pero las redes sociales son un gran complemento que nos sirve como apoyo para fidelizar y reforzar nuestra marca en Internet. De hecho, las redes sociales son una buena forma para llevar tráfico hacia nuestro site. Por cierto, si te apetece puedes hacer un "me gusta" en nuestra página en Facebook :-)

Por Rodrigo Álvarez Virgós

Si eres la persona propietaria o webmaster de un sitio web, probablemente conozcas Google Analytics para hacer un seguimiento de la analítica web de tu site: cuántas visitas tienes (con qué dispositivos, sistemas operativos y navegadores), desde qué webs te enlazan, qué secciones son las más vistas y un largísimo etcétera).

No nos pararemos a hablar de Analytics porque tendríamos para escribir un libro y no sabría ni por dónde empezar. De hecho, hay cientos de publicaciones acerca de Analytics, y si te interesa profundizar en el tema, te recomiendo cualquiera de los libros de Avinash.

Sin embargo, Google Analytics no mide el SEO. Mide el tráfico, también el procedente de los motores de búsqueda, pero no mide nuestro posicionamiento, ni nos ofrece herramientas para mejorarlo. Para eso están las Google Webmasters Tools, veamos sus opciones más importantes:

Configuración

La geolocalización de nuestro sitio web por parte de los buscadores depende básicamente de dos factores: el país la ubicación de nuestro servidor y el tipo de dominio. En este último caso, podemos indicar a Google que nuestro público objetivo está en un país concreto aunque el dominio sea genérico (".com", ".me", ".net" ...) y no territorial (".es", ".mx", ".ar" ...).

Por otro lado, también podemos elegir si preferimos que Google decida mostrar nuestros resultados con o sin "www.". Es una opción importante, ya que si no tomamos una decisión al respecto, Google puede detectar duplicidad de contenidos (http://dominio.tld/ejemplo.html y http://www.dominio.tld/ejemplo.html son URLs distintas) y penalizar nuestro posicionamiento.

Además, si queremos mover nuestra web a otro dominio, desde el apartado de configuración podemos realizar el cambio de manera transparente al buscador.

Tráfico

Para mí, el aspecto más importante de las GWT. Google nos ofrece, ilustrado con un gráfico, la cantidad de impactos y de clics que recibe nuestro sitio desde Google (no cuenta el tráfico desde otros motores), en el rango de fechas que indiquemos (por defecto los últimos 30 días), pudiendo filtrar el tráfico por tipo de búsqueda (web, vídeo, imagen, mobile...) y país. También se nos dice la evolución de impresiones y clics, y se nos da la posibilidad de descargarnos los datos del gráfico.

Podemos ver los keywords por los que nuestra web aparece en los resultados de búsqueda de Google, las veces que el impacto se ha traducido en clic, el ratio impactos/clics (que en un hipotetiquísimo caso ideal sería siempre de un 100%) y la posición media en la que aparece.

Si esta característica me parece la más importante es porque podemos analizar el SEO en negativo: qué términos importantes no aparecen en la lista de impactos o clics, porqué una palabra clave sale en un puesto más bajo de lo deseable, porqué un keyword no se traduce en clics, etc.

Esta información puede integrarse en Google Analytics, Google nos permite asociar nuestras cuentas en Analytics y GWT.

Salud del sitio web

Los errores de rastreo son un problema para un sitio web. Si nuestra web tiene enlaces rotos o falla la conectividad de nuestro servidor, hay que arreglarlo cuanto antes. Google nos dice desde sus herramientas para webmasters los enlaces rotos que conoce, y desde qué sitemaps o URLs los detecta, para que podamos ponerles remedio.

Además, podemos consultar qué URLs están bloqueadas para Google. Tener URLs bloqueadas es algo normal, pero está bien poder comprobar si hay más de las deseadas.

También tenemos la posibilidad de explorar una URL para ver si el motor de búsqueda la rastrea correctamente, y si es caso incluirla en el índice del buscador.

Optimización

Los resultados de los motores de búsqueda pueden personalizarse y optimizarse. Tener resutados duplicados, o vacíos, o demasiado largos (¡o cortos!) puede influir negativamente en nuestro SEO. Desde GWT se nos informa de títulos o metadescripciones iguales, ausentes o poco identificativas, para poder solucionar estas incidencias.

También podemos consultar el estado de nuestros sitemaps. Un sitemap es un listado de URLs que nuestro desarrollador ha mandado a los buscadores para que éstos reconozcan la estructura del site. Las webmastertools nos ayudan a saber qué porcentaje de URLs se han indexado, y qué URLs dan cómo resultado un error 404 (no se encuentra).

Otro servicio muy interesante es el de consulta de palabras clave de contenido. Google nos dice qué keywords son los más relevantes (generalmente por repetición) de nuestra web. Si no obtenemos los resultados esperados, hemos de hacer cambios en nuestros contenidos para ser relevantes por las kewords adecuadas.

Herramienta de sitemaps. Herramienta de mejoras de HTML. Herramienta de importancia de palabras clave.

Por Rodrigo Álvarez Virgós

En los últimos meses hemos recibido unas cuantas solicitudes de presupuesto por parte de clientes que habían probado previamente eso de 1&1 Mi Web que tanto sale por la tele. Y lógicamente, si nos han pedido presupuesto es porque su experiencia con este sistema no fue satisfactoria sino todo lo contrario.

El anuncio de la TV nos dice que uno puede crear la web de su empresa fácil y rápidamente (¿fácil? no es lo que nos han dicho), y por muy poco dinero (19,90 + IVA al mes, es realmente barato). Lo que no dicen son la letra pequeña y las deficiencias de su servicio, que son muchas:

Posibilidades muy limitadas

El sistema peca de encorsetado en muchos aspectos, desde varios ámbitos, comenzando por el diseño. Según la empresa, tienen más de 300.000 usuarios de este sistema; por otro lado, disponen de 140 plantillas; esto nos da una media de más de 2.100 webs con cada una de las templates. Ya hemos hablado de los beneficios de los diseños a medida vs diseños de plantilla, ¿estás dispuesto a que tu web sea igual que otras 2.100?

Por otro lado, el servicio no nos ofrece funcionalidades básicas desde mi punto de vista, como la posibilidad de tener un blog, o el pago de los pedidos con pasarela bancaria (en el caso de tiendas online). Y olvidémonos de añadir características que no están incluidas por defecto, no se puede...

Además, no sabemos dónde va estar alojado nuestro site, tratándose de una empresa de hosting suponemos que en un servidor de 1&1, pero no sabemos las características del server, ni con cuántos otros clientes de la empresa lo estaremos compartiendo, seguramente cientos.

Tu web nunca será tuya

Increíble pero cierto. Pongámonos en el siguiente caso: Tras contratar el servicio, nos pasamos un mes dotando a la web de contenidos, pero no nos convence el resultado y queremos darnos de baja. Para empezar no podemos hacerlo hasta dentro de otros 11 meses (aunque la cancelación del contrato son sólo 60 euros). Pero es que además no puedes llevarte la web a otro sitio, si quieres otra web tendrás que volver a empezar desde cero.

Otro escenario: imaginemos que tras 3 años funcionando con una tienda de 1&1, crecemos y queremos tener un sistema de publicación de ofertas, o hacer packs de productos, o utilizar cupones de descuento... la tienda se nos ha quedado pequeña y no tenemos la posibilidad de ampliarla. Nos quedan dos opciones: quedarnos como estamos, o tirar a la basura los más de 800 euros que hemos pagado en 1&1 Mi Web y volver a empezar con una tienda como mandan los cánones. ¿No habría sido mejor tener una buena web desde el principio, nuestra, y sobre la que poder operar libremente?

¿Posicionamiento?

Por 10 euros + IVA más al mes, se nos ofrece un servicio de consultoría SEO. Más o menos cada 8 semanas, el equipo de 1&1 nos da consejos de cómo mejorar nuestro posicionamiento en buscadores. Me reitero en que el servicio es de consulting, no nos hacen los cambios oportunos sino que nos dicen cómo tenemos nosotros que realizarlos.

Pienso que el posicionamiento debería cobrarse siempre en función de resultados, pero de tarificarse por intervalos de tiempo: en este caso debería hacerse no mensualmente (ya que no ofrecen el servicio por meses) sino más-o-menos-cada-8-semanas-mente. 140 euros al año por 6 consultorías es un precio bueno, siempre que den sus frutos, pero ¿se obtienen resultados? Recalco que 1&1 es una empresa de hosting, no de desarrollo web, ni de posicionamiento; este hecho unido al diseño de plantilla y a que sus servidores están ubicados en Alemania, no sientan un buen precedente. Y si me equivoco, me gustaría conocer un caso de éxito de posicionamiento en buscadores de un sitio web creado con 1&1 Mi Web.

Calidad

Como dicen nuestros amigos de PuroMarketing, un sitio web de calidad ni vale ni puede valer 500 euros y en una empresa seria, el precio está directamente ligado a la calidad de una web. ¿Por qué crees que 1&1 Mi Web cuesta 19,95 al mes? ¿Crees que una "fabrica de churros" es la solución en la que basar la estrategia online de tu empresa?

Por Rodrigo Álvarez Virgós

Realmente depende del proyecto, pero por norma general la respuesta es horizontal. Veremos las razones:

Espacio

Fotos aprovechando todo el ancho de la web Por un lado, un menú horizontal ocupa menos, pasa más desapercibido y "molesta" menos que un menú vertical. Además, desde el punto de vista del diseño, los menús horizontales suelen ser más visuales.

Por otro lado, se aprovecha mucho mejor el ancho de la web, poniendo más información en menos espacio (y reduciendo el alto). También se pueden poner fotos más grandes en un sitio sin sidebar, para aquellos proyectos en que las fotos sean claves.

Desde luego, la tendencia últimamente es colocar el menú en formato horizontal (no se me ocurre ningún ejemplo de web de una gran marca que no lo haga así), utilizando un sidebar en todo caso para colocar widgets de las redes sociales, banners de publicidad, o el histórico de artículos en el caso de un blog.

La excepción

Menú con varias líneas de pestañas Un menú vertical puede ser necesario cuando el site tiene tanta información, que sus pestañas no caben en una sola línea horizontal, aunque ya no es un problema grave llegar a tener varias líneas de pestañas en el menú, hoy por hoy es un aspecto superado.

Además, un sitio web con mucha información puede estructurarse igualmenre en horizontal agrupando los apartados en "familias" y jugar con menús desplegables.

¿Y una combinación de ambos?

Generalmente partir un menú en dos no es buena idea porque se diluye la estrategia, a no ser que ambos menús tengan objetivos distintos. Por ejemplo, en un sitio web de un directorio de alojamientos turísticos, podría haber un menú para los alojamientos y otro menú para todo lo demás (contacto, blog, acerca de...).

Desde nuestra empresa solemos apostar por los menús en horizontal. Sea como fuere, y como ya hemos dicho, en ocasiones depende del proyecto y de los gustos de nuestros clientes, y en ocasiones también hacemos uso de una combinación de vertical y horizontal.

Ejemplo de web con dos menús Ejemplo de web con menú vertical Ejemplo de web con menús híbridos Ejemplo de web con dos menús Ejemplo de web con menús híbridos

Por Rodrigo Álvarez Virgós

¿Tu web necesita una renovación? Prácticamente cualquier sitio web la necesita. Aunque nuestra web tenga un diseño espectacular, Internet avanza tan rápido que se nos puede quedar desfasada tecnológicamente en cuestión de meses.

Por otro lado, si miramos con lupa la usabilidad y accesibilidad de nuestra web, seguramente haya decenas de cosas mejorables. Y aun así, puede que nuestra web cojee en cuanto a idiomas, adaptación a dispositivos móviles, integración con redes sociales, posicionamiento en buscadores... o puede que nos falte un blog, o el pago con tarjeta de crédito, o el registro de usuarios, etc.

¿Crees que tu web no necesita una vuelta de tuerca? Muchos sitios web mejorarían notablemente sus objetivos (sean éstos reservas, contactos, presupuestos, inscripciones o ventas) haciendo un cambio en sus diseños y/o en sus funcionalidades. Veamos algunos casos:

Usabilidad = Reservas

El problema del sitio web de las casas rurales Campón de Antrialgo era sobre todo la usabilidad.

Campón de Antrialgo en 2009 Campón de Antrialgo en 2010

  • Apenas se distinguía entre qué era el menú y qué era contenido.
  • Los enlaces no se marcaban en otro color, por lo que no estaba claro en dónde podíamos hacer clic.
  • No se nos informaba del apartado del sitio en el que nos encontrábamos.
  • Las líneas que delimitaban las "regiones" de la pantalla eran muy difusas, no había una cabecera claramente definida, ni columnas, ni un pie de página, etc.
  • Lo que parece el sidebar estaba formado indistintamente por un menú y por textos (contenido), dependiendo de la sección en la que estuviésemos.
  • El texto fluía por el site sin ningún criterio.

En este caso se optó por un rediseño de la web desde la raíz, con un interfaz gráfico más agradable aprovechando más el ancho de pantalla, con una navegación más intuituva y fluida, y con textos más cortos pero concretos. Con el rediseño y la reprogramación de la web, unido a un importante esfuerzo en el posicionamiento, Campón de Antrialgo incrementó sus reservas en un 100%.

Más diseño se traduce en más pedidos

Mudanzas Amandi tenía un sitio web estéticamente poco acertado. Necesitaba una mejor estructuración de la web, además de un diseño más atractivo y que aprovechara mejor el ancho de pantalla.

Mudanzas Amandi en 2010 Mudanzas Amandi en 2011

El sitio de Amandi estaba diseñado con una plantilla, por tanto nunca podría ajustarse a las necesidades específicas de la empresa. Además, no es plato de buen gusto que tu web sea igual que otras: las mismas medidas, la misma fecha y hora encima de la cabecera, el mismo menú a la izquierda, los mismos enlaces de imprimir, recomendar y añadir a favoritos... y un largo etcétera. La web de Amandi sólo se distinguía de otros cientos en las imágenes y colores:

      

En este caso se realizó una remodelación con un diseño a medida, potenciando los apartados más importantes del site, optando por estructurar la información en dos niveles, integrando la web con Facebook y situando en todo momento un formulario para que les pidan presupuesto. Conclusión: Mudanzas Amandi incrementó sus pedidos significativamente.

El tráfico sin conversión no sirve de nada

casaruralasturias.es es un directorio de alojamientos rurales que tenía el mismo fallo de diseño que Campón de Antrialgo: no había una armonía en cuanto a dimensiones, alineamiento del texto, definición de espacios, etc. Pero el error más grave de este sitio es que los alojamientos estaban en la long tail del posicionamiento de la web en buscadores; en otras palabras: posicionaba mejor el resto de la información del site que los propias casas rurales. Esto daba lugar a un tráfico muy alto pero que apenas se traducía en reservas.

casaruralasturias.es en 2011 casaruralasturias.es en 2012

Con el rediseño se mantuvo el esqueleto del site, pero se remodeló todo lo demás: diseño, tecnología (HTML5), estrategia SEO (estructuración, metadatos, URLs, rich snippets, etc), usabilidad... y potenciando las casas rurales. En el siguiente ejemplo vemos la diferencia entre las fichas de los alojamientos antes y después del rediseño:

casaruralasturias.es en 2011 casaruralasturias.es en 2012

Previamente al rediseño, la ficha era un montó de texto "tirado", adornado con una foto; si querías ver más fotos tenía que ser en una URL aparte, al igual que las tarifas; y el link que enlaza con la reserva pasa totalmente desapercibido (además, claro, de que no apetece hacer clic sobre él).

Tras el rediseño, toda la información está incluida en la misma URL, separando los datos por pestañas para no saturar con textos, y potenciando las fotos del alojamiento en la primera pestaña. Además, el teléfono y el botón de reserva se han reubicado y potenciado para facilitar las reservas por una u otra vía.

De no estar en Google a estar en las primeras posiciones

En una ocasión, un cliente nos dijo: "Quiero que posicionéis nuestra web. No aparecemos en Google, ni en la página 100. Sólo aparecemos pagando, y mucho". No es el único, en ocasiones se nos piden presupuestos para que posicionemos una web desastrosa a todos los niveles. Ojo, se puede hacer, pero como suele decirse: aunque la mona se vista de seda...

Con un rediseño es más fácil redefinir la estrategia SEO, reestructurando la información de manera más óptima, de paso dándole un lavado de cara al diseño, y quizás añadiendo nuevos servicios:

Muebles Ezama 2010 Muebles Ezama 2011


Canoas Wadi 2011 Canoas Wadi 2012

La tecnología no corre: vuela

Antes hacíamos referencia a esto. Las tecnologías en la Web evolucionan a un ritmo vertiginoso. Seguro que hace un par de años no habías oído hablar de tecnologías que hoy están en el candelero como HTML5 y cloud computing. Por eso hay sitios web en los que es inevitable hacer un rediseño en todas las ediciones.

Éste es el caso de Turismo.as. Se trata de un evento tecnológico y la tecnología avanza año a año. Es por ello que la web no sólo se renueva anualmente en cuanto a contenidos (programa, ponentes, patrocinadores, etc) sino que además el proyecto ha sufrido toda una evolución en los ámbitos estético y tecnológico.

Turismoas 2010Turismoas 2011Turismoas en Mayo de 2012